Saramago

Una enorme tristeza por la muerte de esta gran persona, de este gran escritor. Tan enormemente atento a los cambios culturales de nuestro tiempo. Le recordaremos siempre. Es autor de libros bellísimos: Caín, El evangelio según Jesucristo. De obras que dan en el centro de los problemas de nuestro tiempo: La caverna (o el consumismo, dicho reductivamente), Ensayo sobre la lucidez (o sobre la enajenación de la política). De libros originalísimos como Todos los nombres, Ensayo sobre la ceguera. Tantos libros. Un gran trabajador, nuestro amigo desaparecido. Nos queda su obra, a nosotros y a las generaciones que vendrán. Pero solamente podemos sentir tristeza.

7/2010

Sitio elaborado con Drupal, un sistema de gestión de contenido de código abierto