Las trabajadoras sexuales y la negación de sus derechos