A los enfermos catalanes les roban los enfermos del resto de España