Carta a Amics de la Unesco: la ocupación israelí no es democracia, la colonización sionista no es cultura de paz